El reto de los 4 minutos: MÚSCULOS DE HIERRO CON SOLO UN ‘FITBALL’

Es solo una pelota, pero utilizada con los ejercicios que indicamos se fortalece toda la musculatura

Cada vez es más común encontrarse con una fitball (o pelota de pilates) en la oficina o incluso en la casa del vecino. Esta bola, que surgió en 1963 como herramienta de terapia, ha abandonado en los últimos años su exclusividad físico-terapéutica y actualmente se emplea en multitud de entrenamientos deportivos. Esta semana, en  El reto de los 4 minutos , Gonzalo Maganto nos muestra cómo usarla para ejercitar todos los grupos musculares del cuerpo. Con el entrenamiento que propone nuestro especialista los músculos llenarán tanto la camiseta que creerás que ha encongido.

Para ponerse manos a la obra, el primer paso es hacerse con un fitball adecuado al peso y altura de cada uno. ¿Cómo sé cuál es el tamaño correcto? Fácil: las caderas siempre tienen que quedar alineadas con las rodillas cuando estamos sentados en ella. «Si mides menos de 1,65 metros, tienes que usar la bola de 55 centímetros. El de 65 centímetros es para las personas que se encuentran entre 1,65 y 1,80 metros; y el de 75 centímetros es para aquellos que tienen una estatura superior a 1,80 metros», explica nuestro especialista. Estamos hablando de una herramienta versátil y asequible.

Los ejercicios con la pelota de pilates que nos propone Gonzalo Maganto son un complemento adecuado a cualquier rutina de entrenamiento. «Lo ideal es hacer estos ejercicios una vez a la semana. Rompe la monotonía y evita que nos cansemos de hacer siempre el mismo tipo de entrenamiento», apunta. Cualquier ejercicio puede adaptarse a esta modalidad, pero antes de trabajarlos en la pelota es importante dominar la técnica. «Si ya es complicado que la ejecución de cualquier ejercicio sea perfecta, aún lo es más cuando añades un elemento externo como la pelota de pilates, que se mueve y rompe nuestro equilibrio», afirma Maganto.

Como explica nuestro entrenador personal: «No hay ejercicio malo, sino ejercicios mal ejecutados». Emplear mal la fuerza de nuestro cuerpo puede causar lesiones, por eso es necesario ser consciente en todo momento del esfuerzo que realiza cada músculo. «Al trabajar en movimiento –la bola se desplaza y tenemos que hacer fuerza para que se mantenga en el sitio– el ejercicio es más intenso y más complicado», señala. Sin embargo, si logramos dominarla ejercitaremos todos los músculos del cuerpo con ella y también mejorará la posición corporal que adoptamos a diario.

One thought on “El reto de los 4 minutos: MÚSCULOS DE HIERRO CON SOLO UN ‘FITBALL’

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *